miércoles, 25 de julio de 2012

Contaminación en aguas



Contaminación en aguas Con la lluvia, los contaminantes de la atmósfera se precipitan al suelo, los ríos y los mares, modificándolos y causando problemas de salud en los seres vivos. En el agua existen partículas suspendidas (incluso con un diámetro aproximado de una micra) que son arrastradas por las corrientes. Dichas partículas se desprenden de las laderas de los ríos o de aguas negras proveniente de las ciudades.
La eutrofización provoca que proliferen las algas, que saturan de oxígeno el agua desencadenando procesos acelerados de putrefacción

Contaminación en aguas Con la lluvia, los contaminantes de la atmósfera se precipitan al suelo, los ríos y los mares, modificándolos y causando problemas de salud en los seres vivos. En el agua existen partículas suspendidas (incluso con un diámetro aproximado de una micra) que son arrastradas por las corrientes. Dichas partículas se desprenden de las laderas de los ríos o de aguas negras proveniente de las ciudades. La eutrofización provoca que proliferen las algas, que saturan de oxígeno el agua desencadenando procesos acelerados de putrefacción

Cuando los ríos crecen en época de lluvias, arrastran a su paso plantas, árboles, animales y tierra, llevando consigo materia orgánica y otros elementos que sirven de alimento a dichos microorganismos, éstos se reproducen rápidamente y provocan un exceso de nutrientes en el agua (eutrofización), agotando el oxígeno contenido en ella. Dicho fenómeno provoca la muerte de otros organismos, como peces o anfibios, así como el consecuente proceso de putrefacción, ocasionando la contami-nación y disminución drástica en la calidad del agua, por lo que deja de ser apta para la mayoría de los seres vivos y deriva en un ecosistema casi destruido. Por otro lado, las industrias textil, papelera, vidriera, ce-mentera, de fertilizantes, nuclear y la siderúrgica requieren de grandes cantidades de agua para funcionar.
Contaminación en aguas Con la lluvia, los contaminantes de la atmósfera se precipitan al suelo, los ríos y los mares, modificándolos y causando problemas de salud en los seres vivos. En el agua existen partículas suspendidas (incluso con un diámetro aproximado de una micra) que son arrastradas por las corrientes. Dichas partículas se desprenden de las laderas de los ríos o de aguas negras proveniente de las ciudades. La eutrofización provoca que proliferen las algas, que saturan de oxígeno el agua desencadenando procesos acelerados de putrefacción

De esa manera se producen aguas residuales de desecho en las que se acumulan sustancias contaminantes, como metales, aceites industriales, materia orgánica e incluso compuestos radiactivos. Otra fuente de contaminación del agua es el uso de jabo-nes y detergentes en solución, así como aceites y grasas, que a través del drenaje llegan a diversos cuerpos de agua dulce y al mar. Esta situación provoca problemas ambientales de salud pública, ya que muchos cultivos son regados con estas aguas y contaminan los vegetales que consumimos. Los buques de pesca también producen contaminación por el combustible que liberan al mar o por los desechos de organismos que ya no son comercializables que tiran al océano.

Contaminación en aguas Con la lluvia, los contaminantes de la atmósfera se precipitan al suelo, los ríos y los mares, modificándolos y causando problemas de salud en los seres vivos. En el agua existen partículas suspendidas (incluso con un diámetro aproximado de una micra) que son arrastradas por las corrientes. Dichas partículas se desprenden de las laderas de los ríos o de aguas negras proveniente de las ciudades. La eutrofización provoca que proliferen las algas, que saturan de oxígeno el agua desencadenando procesos acelerados de putrefacción