martes, 23 de octubre de 2012

Apareamiento no aleatorio



En una población determinada se presupone que todos los individuos estén dispuestos a reproducirse con cualquier miembro de ésta, sin embargo, en la práctica no es asid Las hembras pueden tener ciertas preferencias por los individuos más fuertes, o que presentan alguna característica que llame su atención, y se produce un apareamiento selectivo y no al azar; se dice incluso que puede haber una selección sexual. 

Los machos compiten por las hembras y llega a haber especies en las que un solo macho, el más fuerte, se aparca con todas las hembras del grupo, formando un harén. Este individuo será el único del sexo masculino que transfiera sus genes a la siguiente generación Este es el caso, por ejemplo, de los leones marinos. 

En otros casos, puede suceder que se formen parejas de similares y se vayan formando subgrupos dentro de una población. Es posible que ocurra que los individuos más altos se apareen entre sí y los más pequeños también lo hagan selectivamente y en este caso se reparten los alelos de la estatura entre los dos subgrupos. A la larga, esto puede conducir a la formación de dos especies a partir de una sola. En otros casos, puede suceder que se formen parejas de similares y se vayan formando subgrupos dentro de una población. Es posible que ocurra que los individuos más altos se apareen entre sí y los más pequeños también lo hagan selectivamente y en este caso se reparten los alelos de la estatura entre los dos subgrupos. A la larga, esto puede conducir a la formación de dos especies a partir de una sola.  

En otros casos, puede suceder que se formen parejas de similares y se vayan formando subgrupos dentro de una población. Es posible que ocurra que los individuos más altos se apareen entre sí y los más pequeños también lo hagan selectivamente y en este caso se reparten los alelos de la estatura entre los dos subgrupos. A la larga, esto puede conducir a la formación de dos especies a partir de una sola.