lunes, 16 de julio de 2012

Población: Densidad y distribución espacial



La población es una unidad de estudio ecológico que se define como un grupo de organismos de la misma especie que se reproducen entre sí y que conviven en el mismo espacio. Entre los atributos que presenta este nivel de organización se encuentran la proporción de sexos y edades y la densidad y la distribución espacial.

Densiad y distribución espacial

En toda población hay dos propiedades que se relacionan entre sí: la densidad y el patrón de distribución espacial. La densidad es definida corno el número de individuos por unidad de área, en tanto que el patrón de distribución espacial describe la organización en una ubicación o sitio específico de los organismos en el territorio, es decir, la manera en que lo ocupan. Por ejemplo, cuando se dice que en una localidad, estado o país se cuenta con una densidad de N individuos, la información refleja el número de organismos que componen el grupo en una superficie determinada. Los parámetros para el conteo son los mismos para todas las poblaciones; es así como podemos representar la densidad expresando, por ejemplo: 1 millón de fiamingos en una superficie de 10 hectáreas, 4 truchas por metro cúbico o 700 plantas de girasol en una hectárea de terreno. Existe una compleja gama de factores ambientales, tanto bióticos como abió-ticos, que desempeñan un papel relevante en la regulación del tamaño de la pobla-ción. Los factores bióticos influyen en las fluctuaciones de la población en ambientes donde los recursos son los mismos, como un pastizal, un estanque o un desierto. Ahí, la organización de los individuos de la población tiende a ser uniforme; en cambio, cuando el ambiente es heterogéneo —más diverso—, se forman grupos o agregados. Los tipos de distribución que se observan en las poblaciones son tres:

Uniforme: El patrón de distribución es regular, como se observa en zonas de culti-vo, donde los individuos están equidistantes.

Agregados: Los individuos de la población tienden a formar grupos, situación que es común en especies territoriales como mandriles, leones, flamingos, murciélagos, ratones o cebras. También se presenta en especies que son plaga, corno langostas y ratas, entre otras.


Azar: Se distribuyen de manera aleatoria en el territorio. Puede presentarse en poblaciones de baja densidad o en peligro de extinción; por ejemplo, entre jaguares, tigres y venados cola blanca.