domingo, 21 de octubre de 2012

Cura para la Osteoporosis


Todas las personas sufrimos en algún momento de nuestra vida osteoporosis, ya que a medida que pasan los años nuestros huesos pierden densidad y resistencia y esto puede suponer un verdadero peligro cuando intervienen golpes o caídas o cuando hay que recuperarse de una fractura. El grupo de mayor riesgo son las mujeres posmenopáusicas por lo que este tema les interesa especialmente.

La osteoporosis, tal y como la propia palabra indica, es la mayor porosidad de los huesos, lo que los hace más frágiles y rompibles a la hora de un golpe. Es una enfermedad que todos llegamos a padecer a medida que se va envejeciendo. Sin embargo, el mayor grupo de riesgo son las mujeres tras la menopausia.



A menudo se diagnostica la osteoporosis tras una fractura. Los huesos que más tienden a romperse debido a este problema de salud son la cadera, las vértebras lumbares y dorsales, la muñeca y el hombro. Además de la mayor facilidad de fracturas otra consecuencia de la osteoporosis es la disminución de talla en la vejez.

Como ya hemos explicado, la osteoporosis es una enfermedad no tiene cura real y la mejor y más eficaz forma de combatirla es una buena prevención.

Para prevenirla debemos prestar especial atención a cuatro factores fundamentales que nos ayudarán a mantener unos huesos sanos y fuertes en un futuro, incluso aunque pertenezcamos a ese grupo de personas con mayor grado de riesgo: