domingo, 21 de octubre de 2012

La selección natural en la actualidad


Se tiene el registro de que para finales del siglo xtx, alrededor de la ciudad de Manchester, 90% de la población de estas palomillas era negra. La selección natural estaba actuando; sin embargo, nadie puede asegurar que una especie que se adapta
La palomilla moteada (Biston betularia), que vive en Inglaterra, es un claro ejemplo en el que ha actuado la selección natural recientemente. Esta palomilla tenía un color blanco grisáceo y se posaba en los troncos de los árboles cubiertos por líquenes de color similar. Esto facilitaba su supervivencia, ya que no eran percibidas por las aves que se alimentan de ellas. 
Se tiene el registro de que para finales del siglo xtx, alrededor de la ciudad de Manchester, 90% de la población de estas palomillas era negra. La selección natural estaba actuando; sin embargo, nadie puede asegurar que una especie que se adapta De vez en cuando aparecía alguna palomilla mutante de color negro, la cual era presa fácil de las aves, así que, por selección natural, la mayor cantidad de palomillas eran siempre blancas. En el siglo xtx llegó la Revolución Industrial a Inglaterra y los líquenes comenzaron a morir, al tiempo que los troncos de los árboles se llenaban de hollín y se teñían de color negro. Entonces, las pocas palomillas negras que había en la población comenzaron a proliferar, dado que ahora éstas eran las que se confundían con los troncos de los árboles y las palomillas blancas morían porque resaltaban y llamaban la atención de sus depredadores, las aves. Así sucedió que, poco a poco, la especie se adaptó a la situación ambiental y las palomillas negras se convirtieron en predominantes, mientras que las blancas disminuyeron al mínimo. 

Se tiene el registro de que para finales del siglo xtx, alrededor de la ciudad de Manchester, 90% de la población de estas palomillas era negra. La selección natural estaba actuando; sin embargo, nadie puede asegurar que una especie que se adapta a ciertas condiciones ambientales deba permanecer siempre igual. 
Al establecerse reglamentos ambientales y evitarse la quema de carbón en Inglaterra, los árboles empezaron a cubrirse con líquenes, y su tronco adquirió un color claro, lo cual favoreció a las palomillas blancas y la población de éstas de nuevo empezó a aumentar. Cabe mencionar aquí que la evolución no tiene un destino final, que los organismos no se mueven en una escala natural, cada vez hacia un escalón más alto, ni que tienen, como decía Larmark, un "impulso interno por mejorar". La evolución simplemente se mueve en el sentido de producir organismos adaptados a su ambiente que tengan mayores posibilidades de supervivencia. 

Si la especie cuenta con la variabilidad suficiente para enfrentarse a los cambios, como sucedió en el caso de la palomilla, la especie sobrevive. Si no hubiese habido palomillas negras como variantes de la misma especie, posiblemente la palomilla Bison betularia se habría extinguido, al no presentar opciones de cambio. También es importante resaltar que los cambios que se dan en los orga-nismos no responden a sus deseos o necesidades. Es decir, en el caso de la palomilla blanca, ésta no puede "decidir" que necesita convertirse en palomilla negra para adaptarse a las condiciones ambientales. 
La selección natural actúa con lo que hay disponible y lo preserva para el bien de la especie. Cabe mencionar que la selección natural no es un proceso que se ha quedado estacionado en el pasado, sino que sigue actuando sobre todas las especies que existen en la actualidad. 
Se tiene el registro de que para finales del siglo xtx, alrededor de la ciudad de Manchester, 90% de la población de estas palomillas era negra. La selección natural estaba actuando; sin embargo, nadie puede asegurar que una especie que se adapta


Como ya hemos comentado, en el transcurso de la historia, los naturalistas que han observado el mundo natural se han formado diversas ideas para explicar la gran diversidad de las especies que se encuentran en la naturaleza. Cabe men-donar que en todo momento la filosofía de cada época ha influido fuertemente en el pensamiento de los investigadores, así como en las evidencias y los hallazgos surgidos, hasta llegar a la concepción actual que tenemos del proceso evolutivo. Una evidencia que tuvo mucha fuerza para hacer que empezara a considerarse la posibilidad de cambio en las especies, es decir, la evolución, fue el hallazgo de los fósiles que mo-traban a organismos que habían vivido en otras épocas y que posiblemente habían dado lugar a los organismos actuales. Estas evidencias, com-plementadas con evidencias recientes basadas en la tecnología más moderna, nos demuestran que la teoría de Darwin-Wallace se basa en hechos comprobables