domingo, 14 de octubre de 2012

Producción de antibióticos



 ANTECEDENTES A LA BIORREMEDIACIÓN

La producción de antibióticos, inicia-da tiempo después de que Alexander Fleming (1881-1955) —bacteriólogo británico y nobel de Fisiología y Medicina en 1945— descubriera que el hongo Penicillium podía inhibir el crecimiento de colonias de bacterias, es también un ejemplo de biotecnología. Se basa en la capacidad de algunos microorganismos de inhibir el desarrollo de otros, al interferir alguno de sus procesos naturales de crecimiento o reproducción. Por ejemplo, el antibiótico que se obtiene a partir del hongo Penicillium


notatum inhibe la síntesis de la pared celular de determinadas especies de bacterias, con lo que obstruye o de-tiene sus procesos de reproducción, transporte y su capacidad infectiva. Este hongo actúa principalmente sobre las bacterias Gram positivas. Después del descubrimiento de Fleming, se hallaron más fuentes de antibióticos en otras especies de hongos y en algunas bacterias, de manera que en la actualidad se conocen alrededor de ochocientos antibióticos distintos, cuya acción se realiza sobre una enorme gama de bacterias patógenas, y son producidos a partir de hongos del género Penicillium y bacterias de los géneros Bacillus y Streptomyces, aunque no todos son aceptados para el uso en medicamentos debido a su toxicidad para el ser humano. La producción de antibióticos se ha incrementado en los últimos años debido a varias causas: 

  •  El descubrimiento de especies con una elevada capacidad para la producción de antibióticos; por ejemplo, con Penicillium  chrysogenum se puede obtener mucho más que con la especie descubierta por Fleming, Penicilliurn  notatum.
  • La obtención mediante rayos X rayos ultravioleta, de cepas mutantes con una mayor capacidad para producir antibióticos. 
  • El uso de grandes tanques donde se proveen las condiciones adecua-das al microorganismo para que se reproduzca en grandes cantidades. • El desarrollo de técnicas para purificar el antibiótico que se obtiene en los tanques de cultivo.
Los antibióticos han revoluciona-do, desde su descubrimiento, el mundo de la medicina. Gracias a ellos se curan enfermedades que antes diezmaban a la población, y de esta manera se ha podido elevar considerablemente la esperanza de vida de los seres humanos.