viernes, 26 de octubre de 2012

Interacción del músculo y el esqueleto



El esqueleto humano, así como el de los vertebrados en general, permite el movimiento al tener puntos de unión con los músculos Estos sitios son las articulaciones. En ellas, un hueso se une a otro por medio de ligamentos y los músculos se insertan en la articulación por medio de los tendones. De esta manera, cuando se produce una contracción muscular, los tendones tiran de los huesos y se produce el movimiento. 
Generalmente, existen músculos antagónicos, uno se contrae cuando el otro se encuentra relajado y pueden realizar acciones contrarias. Por ejemplo, cuando
Una de las principales tareas diarias de cualquier animal es la búsqueda de alimento para lograr la supervivencia. Los estilos y comportamientos que se han desarrollado al respecto son muy variados 

Por lo tanto, encontramos animales herbívoros, que tienen un comportamiento muy pacífico y se alimentan de pastos, hojas de los árboles o frutas, mientras que los carnívoros suelen ser feroces y muy rápidos para atrapar a sus presas. 
Otros animales son omnívoros y se adaptan a las circunstancias, por lo que pueden ingerir tanto plantas, como animales, como es el caso del ser humano. 
Una vez ingerido el alimento, se inicia un proceso muy importante del que depende que los nutrientes puedan ser aprovechados: la digestión. Ésta consiste en degradar las partículas de alimento que se ingieren para convertirlas