viernes, 26 de octubre de 2012

Sistema muscular



Como sabemos, todos los movimientos que realizan los animales se basan en la acción de los músculos y los huesos. De la rapidez y precisión con que se efectúen sus movimientos puede de-pender su supervivencia, de ahí la importancia de estos dos sistemas. Veamos cómo funcionan el sistema muscular y el esquelético de los vertebrados, señalando al ser humano como ejemplo de este tipo de organismos. Sistema muscular Todos los días, desde que nos levantamos por la mañana, nuestro organismo realiza una serie de 
Como sabemos, todos los movimientos que realizan los animales se basan en la acción de los músculos y los huesos. De la rapidez y precisión con que se efectúen sus movimientos puede de-pender su supervivencia, de ahí la importancia de estos dos sistemas. Veamos cómo funcionan el sistema muscular y el esquelético de los vertebrados, señalando al ser humano como ejemplo de este tipo de organismos. Sistema muscular Todos los días, desde que nos levantamos por la mañana, nuestro organismo realiza una serie de

Movimientos: al peinarnos, al comer al caminar hacia la escuela, al escribir o al sonreír a nuestras amistades. Asimismo, en el interior de nuestro cuerpo, los órganos como el corazón o los pulmones se mueven rítmicamente para mantener-nos con vida. Ninguna de estas acciones sería posible sin la acción de los músculos. Como recordarás, existen tres tipos de tejidos musculares: el liso, el cardiaco y el esquelético. Músculo liso. Se encuentra en la mayoría de nuestros órganos internos, y es el responsable de los movimientos de éstos; este tipo de músculo se encuentra, por ejemplo, en nuestros vasos sanguíneos y es el que regula nuestra presión.


arterial, asimismo realiza los llamados movimientos peristálticos característicos, por ejemplo, del estómago y el intestino. Músculo cardiaco. Se encuentra exclusivamente en el corazón, y produce sus latidos Este tipo de músculo se contrae y relaja alternadamente, de manera que facilita el impulso de la sangre que es bombeada a todo el cuerpo. 
Como sabemos, todos los movimientos que realizan los animales se basan en la acción de los músculos y los huesos. De la rapidez y precisión con que se efectúen sus movimientos puede de-pender su supervivencia, de ahí la importancia de estos dos sistemas. Veamos cómo funcionan el sistema muscular y el esquelético de los vertebrados, señalando al ser humano como ejemplo de este tipo de organismos. Sistema muscular Todos los días, desde que nos levantamos por la mañana, nuestro organismo realiza una serie de


Si este músculo se contrajera permanentemente ocasionaría graves consecuencias que podrían desembocar en la muerte. Músculos esqueléticos. Se encuentran generalmente asociados a las articulaciones de nuestro sistema óseo, y son los responsables de los movimientos que realizamos, ya sea para desplazarnos, para levantar algún objeto, escribir o hablar, por citar algunos ejemplos. Los músculos esqueléticos se encuentran organizados en forma de haces envueltos por tejido conectivo. frente a ti tu brazo derecho y/o levantas lentamente, podrás observar y sentir cómo se eleva el músculo que conocemos como bíceps. Éste está formado por miles de fibras musculares individuales envueltas por tejido conectivo. Para comprender su funcionamiento, veamos los niveles de organización de nuestros músculos. Por ejemplo, un músculo como el bíceps consiste en muchos haces de fibras musculares. Cada fibra muscular contiene miofíbrillas. En las miofibrillas existen dos tipos de proteínas contráctiles: la actina y la miosina. Los filamentos de actina y de miosina forman las unidades básicas de la contracción muscular, que son llamadas sarcómeros .

Cada sarcómero contiene fibras delgadas de actina y fibras gruesas de miosina. 
 La contracción muscular se efectúa cuando los filamentos de actina, que son más delgados, se acercan unos a otros y se superponen con los filamentos de miosina, de manera que la zona H se torna más densa. Este proceso es similar a dos puertas corredizas que se deslizan para cerrarse; imaginemos que las puertas corredizas son los filamentos de actina, que al acercarse uno al otro hacen que todo el sarcómero se haga más corto. La contracción muscular responde a señales del sistema nervioso, y se relaciona con la liberación de iones de calcio en los músculos. Desde luego es un proceso que requiere de energía, así que para poder realizar la contracción muscular las células efectúan un gasto de ATP.